Un atacante suicida detonó el domingo una bomba que llevaba consigo en la capital de Somalia e hirió a dos efectivos de la fuerza de paz de la Unidad Africana, dijo un funcionario de ese bloque.

Biyereke Floribert, portavoz de la fuerza de paz de la UA, dijo que el atacante corrió tras una caravana de soldados cerca de la plaza de Tribunka en Mogadiscio y activó sus explosivos, muriendo.

Floribert atribuyó el atentado a al-Shabab, un grupo vinculado a al-Qaida y que se alzó en armas contra el débil gobierno de Somalia.

A principios de octubre, rebeldes de al-Shabab hicieron estallar una bomba colocada en un camión en la capital, con resultado de más de 100 muertos. Este atentado explosivo es el más sangriento que haya perpetrado al-Shabab.

Los efectivos de la Unión Africana, que provienen de Burindi y Uganda, apoyan a las fuerzas somalíes en su lucha contra los rebeldes.