La combinación del corredor estelar Arian Foster y del mariscal de campo Matt Schaub junto a una gran defensa fueron las claves que permitieron a los Texans de Houston ganar por paliza de 41-7 a los Titans de Tennessee en el duelo de equipo de la División Sur de la Conferencia Americana (AFC).

El enfrentamiento de los dos equipos punteros de división permitió a los Texans (4-3) romper la racha de dos derrotas consecutivas y recuperar el liderato de la clasificación después que los Titans bajaron su marca a 3-3.

Schaub completó 18 de 23 pases para 296 yardas, con dos envíos de anotación sin que le hicieran ninguna interceptación.

Mientras que Foster fue una pesadilla constante en el ataque de los Texans para la defensa de los Titans, que no pudo nunca pararlo ni por tierra ni por aire, que estuvo aun mejor y en las dos categorías superó las 100 yardas de ganancia.

Foster estuvo brillante en el juego aéreo al capturar cinco envíos de Schaub para 119 yardas, incluido uno de 78 yardas que iba a ser su primer 'touchdown' del partido de los tres que consiguió y darle a los Texans el parcial de 17-0.

El corredor estelar de los Texans también hizo 25 acarreadas por tierra para 115 yardas y dos anotaciones de una y cinco yardas, respectivamente.

El mariscal de campo de los Titans, el veterano Matt Hasselbeck antes que dejara el campo en los minutos finales del partido completó 14 de 30 pases para ganancia de 104 yardas, hizo un envío de 'touchdown' y le interceptaron dos ovoides.

La defensa de los Texans derribó dos veces a Hasselbeck y forzó dos pérdidas de balón en el ataque de los Titans, que nunca pudieron superar la presión del equipo de Houston.

A pesar de las ausencias en el ataque del receptor estelar Andre Johnson, que se perdió el tercer partido consecutivo, y de los defensas Mario Williams, baja por lo que resta de la temporada, y el fullback James Casey, los Texans recuperaron su condición de equipo ganador.