El toletero dominicano Albert Pujols respondió a todas las críticas del falló cometido en el segundo partido al pegar tres jonrones en el tercero de la Serie Mundial que ganaron por paliza de 16-7 los Cardenales de San Luis ante los Vigilantes de Texas.

La victoria permitió a los Cardenales ponerse con la ventaja de 2-1 en la serie al mejor de siete y el cuarto partido se jugará el domingo en el mismo escenario del "Rangers Ballpark", de Arlington (Texas).

Pujols, que se fue de 6-5 con cuatro carreras anotadas y seis impulsadas, para dejar en .417 su promedio de bateo, se convirtió en el tercer pelotero en la historia del Clásico de Otoño que consigue tres jonrones en un sólo partido.

Los anteriores peloteros que lo hicieron fueron los legendarios Babe Ruth, en 1926, y Reggie Jackson, en 1977, ambos con los Yanquis de Nueva York.

Otro pelotero latino destacado en el gran triunfo de los Cardenales fue el receptor puertorriqueño Yadier Molina, que se fue de 3-2 con cuatro carreras impulsadas y una anotación.

El tercera base David Freese tuvo de 4-2 con dos carreras producidas y una anotada mientras que el jardinero Lance Berkman pegó dos imparables en cuatro turnos al bate para anotar dos carreras y Allen Craig, que salió de titular en el jardín derecho conectó un bambinazo solitario en la parte alta de la primera entrada.

Después de haber dominado el pitcheo en los dos primeros partidos con sólo ocho carreras anotadas 3-2 y 2-1, respectivamente, para reparto de cuatro y cuatro entre ambos equipos, la llegada al Rangers Ballpark, como se esperaba permitió el lucimiento y protagonismo de los toleteros, especialmente de Pujols.

Aunque por los Vigilantes también pegaron sendos jonrones el bateador emergente Michael Young y el jardinero dominicano Nelson Cruz.

El triunfo iba a ser para el relevista Lance Lynn (1-0), el segundo de los cuatro que utilizó el piloto de los Cardenales, Tony La Russa.

Lynn le quitó la pelota al mexicano Fernando Salas al inició del quinto episodio para trabajar dos entradas y un tercio en las que cedió tres imparables, le hicieron una carrera limpia, dio dos bases por bolas y abanicó a dos bateadores rivales.

Le siguió el veterano dominicano Octavio Dotel que volvió a realizar una gran labor en una entrada y dos tercios con sólo un imparable permitido y abanicó a un rival.

La Russa se decidió por Mitchell Boggs para trabajar el noveno episodio y sacar los tres últimos "outs" del partido, dándole descanso al cerrador Jason Motte, que no pudo asegurar la victoria en el segundo partido.

El abridor Matt Harrison (0-1) iba a cargar con la derrota al estar sólo tres entradas y dos tercios en el montículo para espaciar seis imparables con cinco carreras permitidas --tres fueron limpias--, dio una base por bolas y retiró a tres bateadores por la vía del ponche.

El partido también tuvo la polémica en la cuarta entrada cuando el árbitro de la primera base Ron Kulpa dio como "safe" al jardinero Matt Holliday cuando tenía que haber sido una doble matanza y luego se iba a convertir en cuatro anotaciones para los Cardenales que se pusieron con parcial de 5-0.

El cuarto partido del Clásico de Otoño se va a disputar el domingo en el mismo escenario del Rangers Ballpark, de Arlington (Texas) con el abridor Edwin Jackson para los Cardenales y Derek Holland por los Vigilantes.