Después de tantos años, el fallo de un umpire de la primera base sí ayudó a los Cardenales de San Luis en la Serie Mundial.

Aunque todavía está por verse si Ron Kulpa será tan vilipendiado por los aficionados de los Rangers de Texas como lo fue Don Denkinger por los seguidores de los Cardenales, no cabe duda de que este error fue igual de malo o peor, tal vez lo suficiente como para revivir la charla de la expansión de la revisión de jugadas en video en el béisbol.

Luego de que el dominicano Albert Pujols abrió el episodio con un sencillo, Matt Holliday bateó una pelota perfecta para una doble matanza. Los Rangers de Texas parecían que lo conseguirían cuando el primera base Mike Napoli atrapó un tiro alto y tocó a Holliday en el hombro izquierdo antes de que éste alcanzara la almohadilla.

En el video se ve claramente a Holliday que queda out. Sin embargo, Kulpa decretó quieto a Holliday, lo cual fue cuestionado por Napoli y el piloto Ron Washington. Los Cardenales tomaron ventaja y se fueron 5-0 arriba.

Kulpa estaba en la mejor posición posible para tomar la decisión, pero no lo hizo. Los Cardenales aprovecharon para anotar cuatro carreras rumbo a una victoria 16-7 y una ventaja 2-1 en la serie.

Kulpa reconoció que se equivocó. Le dijo a un periodista lo mismo que le dijo a Napoli en el momento de la jugada, que creyó que Holliday ya había pisado la almohadilla cuando le tocó con el guante.

"Vi la repetición cuando salí del terreno y el toque fue hecho antes que el pie tocara la almohadilla", dijo Kulpa. "Yo canté lo que ví".

Jerry Layne, el supervisor de los umpires, defendió a Kulpa, al resaltar que el tiro abierto "hizo que fuese una decisión difícil".

También evitó que continuaran las preguntas a Kulpa antes que se le pudiese mencionar la comparación con Denkinger, algo de lo que debe saber.

Kulpa nació en San Luis y fanático de los Cardenales. Tenía 17 años cuando Denkinger cometió el error que precipitó el desplome de los Cardenales que les costó la Serie Mundial de 1985 ante los Reales de Kansas City.

Cuando le preguntaron sobre sus nexos con San Luis, Kulpa replicó: "Eso no tiene nada que ver".

Kulpa se encuentra en su 13ra temporada en Grandes Ligas y ésta es su primera Serie Mundial. Fue elegido antes de que se supiera que estaría involucrado el equipo en el que soñó jugar desde joven.

Si bien con toda seguridad surgirán las teorías de una conspiración, es importante decir que Kulpa dio el fallo correcto en la que tal vez ha sido la jugada más difícil de la Serie Mundial, un robo de segunda base por parte de Kinsler en la novena entrada del segundo partido, mientras San Luis trataba de defender una ventaja de 1-0. Kulpa declaró safe y Kinsler anotó la carrera del empate. Texas terminó ganando 2-1.

Denkinger también estaba detrás del plato en la noche posterior a su error crucial en la Serie Mundial de 1985.

La jugada que volvió tristemente célebre a Denkinger llegó en la novena entrada del sexto partido, cuando los Cardenales iban arriba 1-0 encabezando la serie 3-2. El primero al bate, el mexicano Jorge Orta, conectó una roleta al primera base Jack Clark y él la lanzó al pitcher Todd Worrell cubriendo primera base. Una revisión a la jugada mostró que Worrell venció a Orta, pero Denkinger insistió que había sido safe.

Los Reales ganaron ese partido 2-1, luego ganaron 11-0 el decisivo séptimo encuentro mientras el manager de San Luis Whitey Herzog y el lanzador dominicano Joaquín Andujar fueron expulsados por Denkinger en el quinto inning.