El precandidato presidencial republicano Mitt Romney defendió el sábado al senador Marco Rubio, que enfrenta señalamientos de que adornó la historia de su familia al decir que sus padres eran exiliados cubanos.

En comentarios a la prensa en su sede de campaña en Nueva Hampshire, Romney dijo que el senador por la Florida — un republicano en ascenso en su partido que con frecuencia es considerado un posible precandidato a la vicepresidencia del país — y su familia merecen los mayores elogios y reconocimiento.

Romney considera los recientes reportes noticiosos como un intento por enlodar a Rubio, y los describió como "desafortunados" y "falsos".

Los padres del senador emigraron a Estados Unidos en 1956, tres años antes de que Fidel Castro tomara el poder.