Unidades de auxilio prosiguieron hoy con el rescate de los desaparecidos en el naufragio de un barco iraní hundido el pasado miércoles en el golfo Pérsico, en el que según la agencia local Fars murieron los trece tripulantes.

Según varios medios locales, cuarenta buceadores reanudaron este sábado las operaciones de rescate de los trece desaparecidos, de nacionalidad iraní, india y ucraniana, atrapados en los restos del transbordador Kousha I, dedicado a labores petroleras en las plataformas marinas iraníes del Pérsico.

Por su parte, la agencia local Mehr aseguró que una fuente cercana al rescate había confirmado que trece de los 73 ocupantes del transbordador habían resultado muertos.

La agencia, que no identificó su fuente, señaló también que los fallecidos, miembros de la tripulación del barco, eran de nacionalidad iraní, ucraniana e india, sin precisar el número de los fallecidos de cada país.

Los medios iraníes han reiterado que los otros 60 ocupantes del barco fueron rescatados poco después de su hundimiento y los servicios socorro han seguido desde entonces empeñados en recuperar a los restantes.

El barco, denominado Kousha I, se hundió, tras lanzar un SOS, a unos 60 metros de profundidad, el miércoles pasado en aguas del Pérsico, 15 millas náuticas (unos 8 kilómetros) del puerto iraní de Asaluyeh, cuando regresaba a tierra tras haber pasado por varias plataformas petroleras de Irán.

Los medios han coincidido en señalar que el barco iba sobrecargado de pasajeros y carga.

La agencia oficial IRNA, que citó varias fuentes oficiales petroleras y de puertos iraníes, señaló desde el principio que parte de los desaparecidos estaban en una cámara isobárica estanca, con oxígeno para varios días, atrapados dentro del casco del barco hundido.

Equipos de buceadores y otros servicios de socorro fueron enviados desde el jueves para tratar de rescatar a los atrapados en barcos y helicópteros por las autoridades portuarias del área y de la Zona Económica Especial de Pars Sur, donde se encuentran los principales yacimientos marinos de gas y petróleo en el Pérsico de Irán.