La natación bajó el telón en los Juegos Panamericanos con otra destacada actuación de Brasil, cuyo equipo de fútbol fue víctima de una mayúscula sorpresa ante Cuba en la séptima jornada de los Juegos Panamericanos.

Cuba confirmó su dominio en la lucha grecorromana al ganar dos de las tres últimas finales, para llegar a seis oros en las siete categorías, mientras que Puerto Rico embolsó una plata en el tenis y un bronce en el voleibol de playa de mujeres.

Los brasileños conquistaron dos de las cuatro finales del viernes para llegar a 10 oros en la piscina de Guadalajara, un digno segundo lugar detrás de Estados Unidos, que ganó otras dos finales y acumuló 18 títulos.

Estados Unidos encabeza cómodamente el medallero general con 41 preseas doradas, 42 de plata y 36 de bronce, seguido por Brasil (17-13-20), Canadá (14-12-19) Cuba (12-10-11) y México (11-12-20).

Thiago Pereira nuevamente fue el rey de la natación con sus seis oros, con los que igualó el récord panamericano que fijó hace cuatro años en Río de Janeiro. El brasileño se impuso en los 200 metros espalda y formó parte del equipo que ganó el relevo 4x100, aunque sólo nadó en las preliminares.

César Cielo lo reemplazó en la final y se despidió de Guadalajara con cuatro medallas de oro.

"Fue muy bueno lo conseguido, fue genial", comentó Cielo.

Estados Unidos se impuso en el relevo 4x100 combinado de mujeres y en los 50 libres gracias a Lara Marie Jackson.

El colombiano Omar Pinzón se llevó la plata en los 200 espalda, mientras que el cuarteto argentino obtuvo el bronce en el 4x100 de hombres.

La lucha estuvo cerca de ser otro monólogo cubano con los triunfos de Jorgisbell Alvarez en los 74 kilos y Yunior Estrada en los 96, para llegar a seis oros en las siete finales. El venezolano Luis Liendo fue la nota discordante al llevarse el título en los 60 kilos.

"Vinimos del mundial con una excelente preparación y la meta era repetir la actuación perfecta de Santo Domingo 2003 donde ganamos los siete oros", indicó Estrada.

Cuba también dio la gran sorpresa del día en un deporte que no es su fuerte, el fútbol de varones, en el que su selección empató sin goles contra Brasil.

"Se está por cumplir el centenario del fútbol cubano y este es el regalo más grande que podemos darle", expresó el técnico de Cuba, Alexander González.

Argentina venció 3-0 a Costa Rica para poner un pie en las semifinales, Uruguay doblegó 1-0 a Ecuador en su debut y México empató 1-1 con Trinidad y Tobago.

Puerto Rico no pudo ganar su primer oro en la historia del tenis panamericano, pero Mónica Puig cumplió con una destacada actuación y se quedó con la plata tras perder la final individual femenina ante la estadounidense Irina Falconi.

Las argentinas Florencia Molinero y María Irigoyen se llevaron la victoria en la final de dobles de mujeres.

"Salí con una medalla de plata, y obvio que es muy grande para el país", señaló Puig, la gran esperanza boricua del tenis, de apenas 18 años.

Puerto Rico también festejó el bronce de Yarleen Santiago y Yamileska Yantín en el voleibol de playa, en el que la pareja de Brasil derrotó a México en la final.

Colombia embolsó otro oro en el ciclismo, en esta ocasión en la modalidad de bicicrós, gracias a Mariana Pajón. El estadounidense Connor Fields se impuso entre los hombres.

México barrió con los oros en el tiro con arco por equipos de hombres y mujeres y también ganó la final de squash por equipos de hombres. Canadá se adjudicó la de mujeres, junto con los oros en rutina libre de nado sincronizado.

Estados Unidos ganó las dos finales de tiro, en skeet de mujeres y rifle de tres posiciones para hombres.