Cuba hizo el uno-dos en el tiro dentro de la modalidad de rifle de tres posiciones a 50 metros para mujeres, gracias a Dianelys Pérez y Eglys de la Cruz, en una jornada en la que el estadounidense Vincent Hancock arrasó en la final del skeet varonil e impuso nueva marca de los Juegos Panamericanos.

En la última prueba del tiro de la justa continental, Hancock estuvo impecable al conectar todos sus platos para acumular un perfecto 147 con lo que impuso nuevo récord panamericano.

Hancock, quien ganó oro en esta prueba en los Olímpicos de Beijing 2008, era el favorito en Guadalajara y no defraudó a nadie, aunque recibió una dura resistencia del cubano Guillermo Torres, quien estuvo emparejado con el hasta la penúltima estación, donde el isleño cometió una pifia.

Torres terminó con 145 platos para conseguir la presea plateada.

"Los cubanos históricamente han sido mis rivales a vencer, estoy contento por haber logrado el oro, especialmente porque antes de estos Juegos no había tenido buenos resultados y ahora me siento bien pensando en Londres 2012", dijo Hancock.

El bronce fue para el cubano Juan Miguel Rodríguez con 141 platos y el mexicano Javier Rodríguez quedó en la cuarta posición.

Torres se lamentó por su falla en la séptima estación, pero dijo estar contento por haber conseguido su clasificación a los Olímpicos de Londres.

"Fallar es parte de este deporte, pero es una buena plata, estoy satisfecho porque además de venir por el oro queríamos la plaza olímpica y esa la conseguimos para Cuba", dijo Torres. "Fue una gran competencia, perdí ante el campeón olímpico, no hay pena en eso".

Mientras tanto Pérez se alzó con la primera medalla de oro que ha conquistado Cuba en el tiro de Guadalajara 2011, al registrar un total de 576 puntos. De la Cruz consiguió la plata con 571 unidades y el bronce fue para la estadounidense Sarah Beard.

"El triunfo de hoy es algo que aunque ya pasaron unas horas todavía me cuesta trabajo asimilar, pero estoy muy contenta por el oro y por la clasificación olímpica", dijo Pérez al final de la premiación. "Tener esta medalla de oro en mis manos es algo que no se me olvidará y es una motivación para lo que será Londres".

En la modalidad de pistola de tiro rápido a 25 metros para hombres, el estadounidense Emil Milev conquistó el oro e impuso un nuevo récord panamericano, con un marcador final de 24 puntos.

Cuba consiguió su tercera plata en el tiro panamericano, gracias a Juan Francisco Pérez. El bronce fue para el venezolano Franco Di Mauro.