Las brasileñas aplastaron a sus rivales en un partido sin suspenso alguno. Las colombianas compensaron toda esa falta de emociones, en el siguiente encuentro.

Brasil propinó el sábado su segunda paliza consecutiva en el básquetbol de mujeres de los Juegos Panamericanos al humillar 116-34 a Jamaica en la segunda jornada del torneo. En tanto, Colombia se impuso 59-57 a Canadá en un encuentro espectacular que se definió en el último segundo, cuando Leidy Sánchez encestó para darle la vuelta al marcador.

"Fue una emoción pura; yo tiré a buscar la falta y me salió el enceste", reconoció Sánchez, con lágrimas en los ojos, en referencia a esa cesta decisiva, la cual ocasionó que sus compañeras brincaran en la cancha y en el banquillo, y desataran una ruidosa celebración.

Narlyn Mosquera anotó 21 puntos y Mabel Martínez añadió 16 por Colombia, que ha ganado sus dos encuentros, lo mismo que Brasil, para liderar el Grupo B. Pero la heroína fue Sánchez.

"Gracias a Dios clasificamos. El último partido de la ronda es frente a Brasil, uno de los mejores equipos, pero podemos competirles de igual a igual", aseguró.

Brasil dejó claro que es el candidato al oro.

Tras debutar el viernes con un triunfo 78-53 sobre Canadá, las brasileñas se ensañaron con el débil equipo jamaicano, que ha perdido sus dos encuentros por holgadas diferencias.

"Fue una victoria tranquila; debemos asimilar que era un rival a modo, no debemos suponer que todos los partidos serán así", dijo el entrenador brasileño Enio Vecchi.

Las 12 jugadoras de Brasil anotaron puntos, encabezadas por los 22 de Erika De Souza, 19 de Gilmara Justino y 12 de Iziane Marques.

Brasil tuvo una ventaja abismal en los rebotes, 54-19, e incluso atrapó la misma cantidad de rebotes ofensivos que el total de Jamaica.

De Souza sumó 15 rebotes y Clarissa Dos Santos acumuló 11. Simone Jackson fue la mejor anotadora por Jamaica con 13 tantos.

La segunda jornada se completaba más tarde con los partidos Estados Unidos-Puerto Rico y Argentina-México.