Todo recuerda hoy en Hungría al compositor Ferenc (Franz) Liszt en la celebración del segundo centenario de su nacimiento, en una jornada en la que sus melodías sonarán en basílicas, salas de concierto, centros comerciales, teatros y hasta estadio de fútbol.

En las celebraciones de este "Día Mundial de Liszt" tomarán parte además numerosas ciudades del mundo, en una iniciativa en la que destaca la representación del oratorio "Cristo" en escenarios de París, Praga o Seúl, entre otras capitales.

"El cumpleaños del 22 de octubre es el más importante de todos los eventos de estos meses", explicó a Efe Mónika Balatoni, directora creativa de Hungarofest, que organiza el programa del Año Liszt, cuyo lema es el "Je suis hongrois" (Soy húngaro, en francés), con el que el compositor reivindicó sus orígenes en la cumbre de su fama.

La serie de conciertos del "Cristo" tiene previsto comenzar poco antes del mediodía en la ciudad húngara de Eger y en Seúl.

También se podrá oír hoy en la Iglesia de los Inválidos de París, donde el maestro Zoltán Peskó estará al frente de la Orquesta Sinfónica de la Radio Húngara.

En la Stadthalle de Bayreuth, donde murió Liszt, Ádám Fischer dirigirá esta noche a la Orquesta de la Universidad Ferenc Liszt.

La Catedral de San Vito de Praga o la Basílica San Esteban de Budapest serán otros de los escenarios donde sonará esta noche la obra que el propio Liszt (1811-1886) consideraba como su obra cumbre.

"Existía la posibilidad de ser más populares y poner en el programa del 22 de octubre, por ejemplo, sus Rapsodias Húngaras, mientras que la otra opción era la de festejar su nacimiento con una obra difícil", que además evoca la religiosidad del compositor, explicó Balatoni.

Más allá de estos conciertos "oficiales", los organizadores han querido acercar más Liszt a la gente y han diseñado una serie de recitales en espacios menos convencionales.

Así, en centro comerciales e incluso durante las pausas de representaciones teatrales y partidos de fútbol sonarán distintas melodías compuestas por Liszt, entre ellas las conocidas Rapsodias Húngaras o "Les Préludes".

Hasta el momento, el año Liszt "ha sido todo un éxito", afirmó la directora, quien destacó el concierto del Vaticano, ofrecido al Papa Benedicto el pasado mayo, o la presencia de los reyes de España en un recital en el Auditorio Nacional de Madrid en enero.

Otras actividades que han celebrado el nacimiento del "maestro del romanticismo" en los últimos meses han sido la inauguración de monumentos conmemorativos en París, Belgrado y Varsovia, y en las localidades húngaras de Zalaegerszeg, Kaposvár o Sopron.

Como conclusión de los doce meses de conmemoración, los organizadores húngaros planean para finales de diciembre un evento muy especial.

"Planeamos una concierto para sordos", explicó Balatoni, recordando que estas personas son capaces de "oír" la música a través de las resonancias.

"Cada espectador recibirá un globo inflado y tomándolo en sus manos podrá sentir la música. Nadie ha hecho algo semejante", concluyó.

En otro aspecto el buscador en Internet Google, dedica hoy al compositor su "Doodle", o sea la imagen de su página principal, con una caricatura de Liszt tocando el piano.

El Gobierno húngaro también se ha sumado a estos homenajes al rebautizar en marzo el aeropuerto de Budapest con el nombre "Ferenc Liszt".

Por Marcelo Nagy