El presidente de Alemania, Christian Wulff, honró hoy al músico de origen húngaro Franz Liszt como gran compositor y virtuoso del piano europeo, con motivo del comienzo de los actos para celebrar el 200 aniversario de su nacimiento.

"La cultura es lo que al fin y al cabo une a Europa", dijo Wulff durante un acto festivo en el "Deutschen Nationaltheater" de la histórica y cultural ciudad germano oriental de Weimar, que celebra un año de homenajes al compositor con mas de 200 conciertos, exposiciones y simposios.

El jefe del estado germano señaló que Liszt fue en su época como "un fenómeno pop de la actualidad", un músico viajero que actuaba en escenarios de todo el continente y que llegó a actuar en ciudades españolas como Sevilla y Valencia.

Junto a Wulff presidió el acto Nike Wagner, biznieta del también compositor Richard Wagner y tataranieta de Liszt, cuya hija Cosima fue esposa del autor de la trilogía de El Anillo de los Nibelungos.

Nacido en la localidad austro-húngara de Raiding en 1811, Liszt fue durante una gran parte de su carrera musical maestro de capilla extraordinario en Weimar, ciudad en la que compuso una gran parte de sus obras.

A lo largo de su dilatada carrera, Franz Liszt (1811-1886) se hizo famoso por su virtuosismo al piano y sus contemporáneos aseguraban que era técnicamente insuperable con ese instrumento musical.

Como compositor se le considera uno de los mas destacados representantes de la Nueva Escuela Alemana y tuvo gran influencia en otros compositores del siglo XIX, asumiendo labores de mecenas para muchos de ellos como Hector Berlioz, Edvard Grieg, Camile Saint-Saens o Aleksandr Borodin.

Tras una ofrenda floral ante su estatua en el Parque del Ilm, durante el homenaje musical en Weimar interpretaron hoy obras de Liszt y Wagner la Staatskapelle de Weimar y el coro de la emisora pública de radiotelevisión MDR.

En el acto fue entregado además el Premio de Honor Franz Liszt al director musical alemán Kurt Masur, jefe de la Semperoper de Dresde, quien durante el régimen comunista de la RDA fue un apasionado intérprete con su orquesta de las obras del compositor húngaro.