Los aspirantes a la candidatura presidencial republicana en Estados Unidos tienen su propio mapa del mundo, deformado por confusiones y burlas fruto de la ignorancia o de un sentimiento de superioridad que han ido saliendo a la luz en sus últimos debates e intervenciones televisivas.

Si la exgobernadora de Alaska Sarah Palin se hizo célebre, a su pesar, por comentar que la proximidad de Alaska a Rusia le daba experiencia en política exterior, cuando era candidata a la vicepresidencia en las elecciones de 2008, ahora esos aspirantes van camino de emularla.

El presidente estadounidense, Barack Obama, "nos metió en Libia y ahora nos quiere meter en África", dijo durante un debate organizado esta semana por la cadena de televisión CNN la congresista por Minesota Michelle Bachmann, dejando entrever que no sabe que ese país está en el continente africano.

Pero Bachmann no es la única que está mostrando lagunas en materia internacional. El gobernador de Texas, Rick Perry, era uno de los mejor situados en la carrera electoral, según las encuestas, hasta que los últimos debates televisados han sacado a la luz su ignorancia en algunos temas de política exterior.

"¿Qué haría si fuera presidente y recibiera una llamada a las tres de la mañana diciendo que Pakistán ha perdido el control de sus armas nucleares a manos de los talibanes?", le preguntó a Perry uno de los moderadores del debate que organizó la cadena Fox en septiembre.

"Bueno, obviamente antes de llegar a ese punto tienes que construir una relación con esa región. Es una de las cosas que esta Administración no ha hecho", respondió Perry yéndose por las ramas.

Después continuó y terminó absolutamente confundido, hablando de algo que no tenía nada que ver con la pregunta original: "Cuando tuvimos la oportunidad de vender a la India la versión mejorada del F-16 se optó por no hacerlo".

No es la India, sino Taiwán, el país con el que el Gobierno estadounidense ha llegado a un acuerdo valorado en 5.800 millones de dólares para modernizar los cazas F-16 de su Fuerza Aérea, que no incluye por ahora venta de aviones.

En otra reciente intervención, también criticada, Perry sugirió que podría llevar al Ejército estadounidense a México para ayudar al Gobierno de ese país "a ganar la guerra contra el narcotráfico".

En política exterior el gobernador se ha descrito como "un halcón internacionalista" que considera a Corea del Norte e Irán "inminentes amenazas con sus ambiciones nucleares".

En estas últimas valoraciones coincide con el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney, quien el pasado 7 de octubre, en su primer gran discurso sobre política exterior, afirmó que un mundo sin el liderazgo firme de EEUU estaría amenazado por el extremismo islámico, un Irán con armas nucleares y la desestabilización de Afganistán y Oriente Medio.

Romney, uno de los más firmes aspirantes a enfrentarse a Obama en las elecciones de noviembre de 2012, no ha dado muestras tan evidentes de ignorancia como sus rivales, al menos no en actos y debates públicos, pero su experiencia en política exterior es limitada y está guiada por su defensa de la supremacía de EEUU.

"Este siglo debe ser un siglo estadounidense. En un siglo estadounidense, EEUU tiene la economía y el Ejército más fuertes del mundo", proclamó Romney en su discurso del 7 de octubre.

También afirmó que "Dios no creó a este país para ser una nación de seguidores" y que el destino de Estados Unidos es "liderar el mundo".

Tras criticar el "socialismo maligno" de Cuba y Venezuela, prometió lanzar una campaña para promover las oportunidades económicas en América Latina como alternativa a los modelos de esos países, que a su juicio representan una "quiebra moral y material".

El convencimiento de que EEUU es una nación superior también se esconde detrás de comentarios del empresario Herman Cain, el favorito en las últimas encuestas.

¿"Quién es el presidente de Uzbekistán?", le preguntaron a Cain en una entrevista en televisión.

En tono de burla y mofándose del nombre del país, el empresario respondió: "Cuando me preguntan quién es el presidente de Ubeki-beki-beki-beki-stan-stan voy a decir: ya sabes, no lo sé ¿Tú lo sabes?". Miriam Burgués