El comisionado de la NFL, Roger Goodell, envió una carta a líderes de un comité legislativo, en la que habla sobre los planes que tiene la liga de tomar y almacenar muestras de sangre de los jugadores para eventualmente detectar la hormona del crecimiento humano entre ellos.

Goodell mandó una misiva a los legisladores por California, Darrell Issa, y Elijah Cummings, de Maryland. Ambos integran el Comité de Supervisión y Control Gubernamental de la Cámara de Representantes.

El comisionado señaló que las muestras no serán analizadas y los jugadores no estarán sometidos a sanciones disciplinarias hasta que se resuelvan los temas pendientes relacionados con el proceso para el examen.

Indica que los jugadores acordaron hacerse exámenes de sangre para detectar la hormona del crecimiento humano como parte de su nuevo contrato colectivo de trabajo alcanzado en julio pasado, pero solo si el sindicato estaba de acuerdo con los métodos, lo cual todavía tiene que resolverse.

La liga se encuentra preparada para recabar las muestras la siguiente semana, pero el sindicato le pidió a la NFL que el inicio del proceso de aplace.