Aunque el presidente Rafael Correa resaltó el sábado que se ha reducido el desempleo en el país, un prominente dirigente empresarial puso en duda la afirmación y advirtió que el gobierno puede estar basando sus estudios en cifras equivocadas.

"No tiene explicación que en el país en vez de aumentar la población económicamente activa ha llegado a disminuir de 4,6 millones hasta hace poco a 4,4", afirmó a la AP el director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), Roberto Aspiazu.

Correa aseguró en su programa radial sabatino que el desempleo en el tercer trimestre del año llegó a 5,5%, lo que marcaría una tendencia respecto a los dos trimestres previos cuando el índice fue del 7 y 6,4%, respectivamente.

"No hay mejor forma de combatir la pobreza que generando empleo productivo", señaló el gobernante en su alocución radial.

Sin embargo, un escéptico Aspiazu recordó que el gobierno ofreció crear 900.000 plazas de trabaja en cuatro años, lo cual contrasta con el último reporte en el que el CEE dice haber registrado una reducción de 130.000 puestos de trabajo en el sector privado, lo cual atribuyó a falta de inversiones.

El dirigente empresarial indicó que la base de cálculo que se utiliza en el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos que, a su criterio, refleja un error en los datos de la población económicamente activa del país.