Jens Weidmann, presidente del Bundesbank, el banco central germano. EFE/Archivo