El presidente Rafael Correa aseguró el sábado que el estado ecuatoriano sabrá defenderse en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), donde la próxima semana se realizará una audiencia sobre la libertad de expresión en Ecuador.

"Sabremos defender al país y sabremos derrumbar las mentiras de la prensa corrupta", dijo el mandatario en su programa sabatino, tras negar que en el Ecuador se atente contra la libertad de expresión.

Agregó que la "censura previa" está prohibida en el país por mandato constitucional.

"No quieren (la prensa) tener responsabilidad y (quieren) decir cualquier insulto pero no en defensa de la libertad de expresión sino del bolsillo ... del privilegio de sus negocios dedicados a la comunicación", añadió.

Correa, en el poder desde 2007, ha mantenido una relación tensa con varios medios de comunicación que considera de oposición, lo que derivó dos acciones legales.

La primera contra el diario El Universo y su ex director de opinión Emilio Palacio, sentenciados por injurias a pagar multas que ascienden a 42 millones de dólares y tres años de prisión por la publicación de un artículo en el que lo responsabilizaron de "haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente", refiriéndose al operativo militar que lo rescató tras lo que el mandatario denominó un intento de golpe de estado protagonizado por policías que lo secuestraron en un nosocomio institucional.

La otra demanda es contra los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, autores del libro "El Gran Hermano", en el cual lo acusan de haber tolerado una serie de negocios y contratos que el estado tenía con un hermano del presidente.

El gobernante afirmó que en el país "hay más de 12.000 juicios por injurias y daño moral", uno de los cuales fue interpuesto en su contra y ante lo cual organismos como la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) no se han pronunciado.

Mencionó que tanto Calderón, quien está citado en la audiencia de la CIDH, como Zurita saben que "si rectifican su error de que yo sabía de los contratos de mi hermano Fabricio Correa paro el juicio".