La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, aseguró hoy que entre Washington y Moscú no hay conflicto alguno en Asia Central, pues "cada país desempeña su propio papel en el área".

Al llegar a la capital tayika, Dusambe, procedente de Kabul, Clinton afirmó que Estados Unidos y Rusia apoyan una "mayor apertura, democracia y libre mercado en los países de la zona".

La máxima responsable de la diplomacia estadounidense, quien realiza una gira por esta región, destacó también la cooperación de Estados Unidos y Rusia respecto a Afganistán.

"En relación con Afganistán mantenemos con Rusia unas relaciones sumamente positivas. En los últimos años Rusia apoya enérgicamente a Afganistán, ayuda a las fuerzas internacionales en el tránsito de mercancías" hacia ese país, indicó.

Según Clinton, "Rusia participa de modo activo en la construcción del futuro Afganistán".

"Considero que Rusia desempeña un papel positivo en el área", remarcó.

La secretaria de Estado de EEUU prometió que su país seguirá prestando ayuda a Tayikistán en su avance hacia la democracia y en el reforzamiento de su frontera con Afganistán.

"Hemos analizado nuestra cooperación en la mejora de la seguridad de Tayikistán, especialmente en su frontera con Afganistán, a fin de combatir el narcotráfico", precisó.

Clinton expresó la preocupación de su país por el estado de la libertad de prensa en Tayikistán e instó a las autoridades tayikas a "crear las condiciones para el libre funcionamiento" de los medios de información.

"Consideramos que los periodistas deben desempeñarse libremente (en su trabajo), sin temor a ser reprimidos", subrayó.

Hace unos días dos periodistas, uno de ellos corresponsal de la BBC británica, fueron juzgados en el norte de Tayikistán por instigar a la hostilidad y extremismo.

Como resultado, uno fue condenado a una elevada multa y el otro a tres años de prisión.

"Por eso, abogo además por la independencia del poder judicial", dijo Clinton.

La secretaria de Estado anunció que en su próxima reunión con el presidente del vecino Uzbekistán, adonde viajará desde Dusambe, también hablará de la situación de los derechos humanos.

"Consideramos que es importante intentar hablar con el presidente (uzbeco) Islám Karímov en nombre de aquellas personas que no pueden hacerle llegar sus criterios", señaló.

Según la secretaria de Estado de EEUU, "en esta región o en otras hacemos todo lo que podemos por aquellos que no pueden acercarse a las puertas del despacho de su gobernante".