Un satélite obsoleto cruzó la atmósfera el domingo y se espera que sus fragmentos caigan a Tierra, dijo el Centro Espacial Alemán.

Hasta el momento no existe evidencia sólida que ayude a determinar sobre cuál continente o país el satélite ROSAT de investigación científica entró en la atmósfera, dijo Andreas Schuetz, vocero de la agencia espacial.

Se prevé que la mayoría de los fragmentos del satélite, del tamaño de una camioneta tipo minivan, arderán cuando vuelva a entrar en la atmósfera pero hasta 30 fragmentos con un peso de 1,7 toneladas (1,87 toneladas métricas) podrían estrellarse a una velocidad de 450 kph (280 mph).

Los científicos ya no pueden comunicarse con el satélite, que seguramente recorrió cerca de 20.000 kilómetros (12.500 millas) en los últimos 30 minutos antes de cruzar la atmósfera, dijo Schuetz.

Los expertos esperan "avistamientos alrededor del mundo", agregó.

___

En internet:

La agencia espacial alemana en ROSAT: http://bit.ly/papMAA