Los legendarios cantautores de música folk Pete Seeger y Arlo Guthrie se sumaron a los manifestantes del movimiento Ocupemos Wall Street en sus protestas contra la avaricia corporativa, al tiempo que residentes del área en la que está el campamento de la protesta tomaron medidas para tratar de recuperar el silencio en su barrio.

Seeger, de 92 años, se sumó a las protestas el viernes por la noche, reemplazando su banjo con dos bastones mientras marchaba con manifestantes por el barrio del Upper West Side, junto a bancos y tiendas lujosas.

El veterano músico y activista, acompañado de su nieto, el músico Tao Rodríguez Seeger, el compositor David Amram y el cantante de blues Guy Davis, corearon los versos de himnos de protesta mientras la muchedumbre de unas 1.000 personas cantaba.

Marcharon pacíficamente más de 30 cuadras desde Symphony Space, donde los Seeger y otros músicos cantaron, hasta el Columbus Circle, mientras la Policía observaba.

Ocupemos Wall Street comenzó hace un mes en el bajo Manhattan con un puñado de jóvenes y ha crecido a decenas de miles en el resto del país y diversas partes del mundo. Un sondeo reciente de Associated Press-GfK dice que más de una tercera parte del país respalda a los manifestantes, y que aún más — un 58% — dicen que están furiosos con las políticas estadounidenses.

Sin embargo, el campamento en el Parque Zuccotti se ha convertido en algo más que una molestia tolerable, dicen algunos vecinos del área. Durante una reunión el jueves, los vecinos se quejaron de manifestantes orinando en las calles y golpeando tambores tarde por la noche. Algunos pidieron que los manifestantes desalojen el parque.

La junta vecinal votó unánimemente en favor de una resolución que reconoció el derecho de los manifestantes a protestar, al tiempo que pidió que las autoridades lidien con el ruido y quienes orinan o defecan en público.

Han Shan, portavoz de Ocupemos Wall Street y quien ha servido de enlace entre los manifestantes y los funcionarios de la comunidad local, admitió que los manifestantes necesitaban ser mejores vecinos y prometió limitar el ruido.

En Columbus Circle, Seeger y sus amigos corearon lemas como "Somos el 99%" y "Somos imparables, otro mundo es posible". En el centro de la plaza, Seeger, Amram y Gutrhrie entonaron la vieja canción de "We Shall Overcome".

___

La periodista de The Associated Press Karen Matthews contribuyó a este despacho.