El empresario Manuel Baldizón, quien el próximo 6 de noviembre se disputa la Presidencia de Guatemala con el general retirado Otto Pérez, denunció hoy que teme un fraude técnico en las votaciones.

Baldizón, quien es el candidato del partido derechista Libertad Democrática Renovada (Líder), dijo en rueda de prensa que varios fiscales de partidos políticos que le apoyan para la segunda vuelta electoral le han advertido de un posible fraude.

Según el político populista, los temores del fraude técnico radican en que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha decidido centralizar al menos 25 centros de votación en 11 de los 22 departamentos que tiene Guatemala.

La centralización de los centros, precisó, favorecerían al Partido Patriota (PP, derecha) que respalda la candidatura presidencial de Pérez Molina.

El TSE ha anunciado que, debido a los desórdenes que se registraron en al menos 25 municipios durante las elecciones generales del pasado 11 de septiembre, no se tiene contemplado poner centros de votación en esos lugares sino sólo en las cabeceras departamentales.

Por su parte, el magistrado del TSE Ulises Gómez dijo hoy a la radio local que Baldizón está en libertad de emitir sus opiniones, pero descartó cualquier señalamiento de fraude y garantizó la transparencia de la elección presidencial.

Gómez explicó que la centralización de los centros de votación es para resguardar la seguridad de los integrantes del tribunal y que en ningún momento se busca afectar el caudal de votos en el área rural.

Pérez Molina reaccionó calificando como una señal de "debilidad" la denuncia de Baldizón, en declaraciones a medios locales.

"Adelantarse a decir que habrá un fraude técnico es señal de debilidad y porque saben que van a perder", manifestó el militar retirado.

El general retirado y Baldizón fueron los candidatos más votados de los diez que participaron en las elecciones del 11 de septiembre y debido a que ninguno logró 50 % más un voto se disputará la segunda vuelta electoral entre ellos dos.

Una encuesta publicada el pasado martes por la firma CID/Gallup otorga una ventaja de 8 puntos a Pérez Molina sobre su oponente.

Según el sondeo, realizado a nivel nacional entre el 9 y el 16 de octubre, con una muestra de 1.215 entrevistas y un margen de error del 2,8 %, el general es favorecido con 39,7 % de la intención de voto de los guatemaltecos.

Baldizón es ubicado con 32,2 %, 7,5 puntos abajo de su contendiente.

El empresario cuenta con el respaldo de varias organizaciones políticas para la segunda vuelta electoral, entre ellos la gobernante Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y la Gran Alianza Nacional (GANA).

Mientras que Pérez Molina se ha hecho del apoyo de otros partidos pequeños como Visión con Valores (VIVA) y Acción de Desarrollo Nacional (ADN).