Varios senadores de Nuevo México desean que se amplíe a casi 121 kilómetros (75 millas) la zona en la que los mexicanos pueden ingresar en el estado para hacer compras, actividades de negocios o visitar a parientes.

En la actualidad, los mexicanos que tengan tarjetas de cruce fronterizo o visas láser pueden internarse y permanecer hasta 30 días a una distancia de 40 kilómetros (25 millas) desde la demarcación con México.

La medida ha contribuido a una reactivación económica de algunas localidades fronterizas pero están excluidas de la misma las tres principales ciudades fronterizas del estado: Las Cruces, Lordsburg y Deming.

En 1999, se permitió que Arizona ampliara la zona hasta 121 kilómetros para que abarcara la ciudad de Tucson.

Los senadores de Nuevo México, Jeff Bingaman y Tom Udall, buscan la misma medida de excepción para su estado mediante una iniciativa de ley o nuevas normas del Departamento de Seguridad Nacional.