La canciller alemana, Angela Merkel, ha admitido hoy ante su grupo parlamentario de la Unión una quita o condonación de la deuda griega mayor de la calculada inicialmente.

Fuentes de la Unión (cristianodemócratas y socialcristianos bávaros CDU/CSU) destacaron que Merkel comentó hoy a los diputados que una condonación del 21 por ciento de la deuda griega resulta insuficiente para afrontar la crisis presupuestaria de ese país.

Las mismas fuentes señalaron que Merkel hará el miércoles próximo la declaración de Gobierno ante el Bundestag, prevista para hoy y aplazada anoche, sobre la crisis de la deuda pocas horas antes de la cumbre que se celebrará en Bruselas.