El conglomerado industrial estadounidense Honeywell International anunció hoy que en los primeros nueve meses de 2011 ganó 2.377 millones de dólares, el 43,8 % más interanual, un aumento que atribuyó al rendimiento de su negocio aeroespacial.

La firma, con sede en Morris Township (Nueva Jersey), registró entre enero y septiembre de este año un beneficio neto atribuible a la compañía de 2,99 dólares por acción, comparado con los 2,13 dólares que anotó en los mismos nueve meses de 2010, cuando ganó 1.653 millones de dólares.

La mayor productora mundial de cuadros de mandos de aviones, que también fabrica desde termostatos para edificios hasta turbocompresores para automóviles, ingresó en ese mismo periodo 27.056 millones de dólares, un 14,6 % más que en la misma fecha de 2010, cuando facturó 23.601 millones de dólares.

Los resultados "reflejan un desempeño particularmente robusto del área aeroespacial comercial, que ha visto crecimiento tanto en los equipamientos como en las ventas en el mercado", dijo al conocerse esos resultados el presidente y consejero delegado de la compañía, Dave Cote.

El máximo responsable de Honeywell atribuyó también esos resultados a la "extensa" innovación de la empresa y al aumento de su presencia en regiones de rápido crecimiento, por lo que aseguró que "a pesar de las señales de ralentización económica, esperamos que nuestro crecimiento continúe este año y en 2012".

Por lo que se refiere a los resultados relativos al tercer trimestre del ejercicio, a los que más atención prestaban hoy los analistas estadounidenses, el conglomerado industrial ganó 862 millones de dólares, el 44,1 % más que en los mismos tres meses de 2010.

Entre julio y septiembre de este año, Honeywell facturó 9.298 millones de dólares, un 14,29 % más que los 8.139 millones que ingresó en el mismo periodo del ejercicio precedente.

Por áreas de negocio, las ventas del aeroespacial vieron un aumento del 8 % interanual, hasta colocarse en los 2.922 millones de dólares, principalmente gracias a un avance del 20 % en el volumen del área comercial.

Por otro lado, las ventas del área de automoción y soluciones de control aumentaron en un 14 %, las del sector de transportes en un 22 % y las de materiales especializados en un 25 %.

Esos resultados tuvieron una calurosa bienvenida en la Bolsa de Nueva York (NYSE), donde las acciones de la compañía ganaban un sólido 5,24 % para cambiarse por 51 dólares a dos horas para el cierre de la sesión, mientras que en lo que va de año han perdido el 4,23 %.