El grupo estadounidense General Electric (GE) informó hoy de que en el tercer trimestre de 2011 ganó 2.343 millones de dólares, el 18 % más que en el mismo periodo de 2010, lo que atribuyó a una mejora de todas sus divisiones.

Con esos resultados trimestrales, a los que más atención prestan los analistas estadounidenses, el conglomerado financiero-industrial GE se anotó una ganancia neta por título de 0,22 dólares, el 22 % más que los 0,18 dólares de julio a septiembre de 2010, cuando registró un beneficio neto de 1.980 millones de dólares.

Los resultados están en línea con lo pronosticado por los analistas.

La firma, con sede en Fairfield (Connecticut), informó en su comunicado de que si de esos resultados se excluye el pago efectuado a la firma de inversión Berkshire Hathaway, propiedad del multimillonario Warren Buffett, el beneficio neto del trimestre es de 3.224 millones de dólares (0,31 dólares por acción), el 57 % más que en el mismo periodo de 2010.

El grupo de Warren Buffett -el tercer hombre más rico del mundo según la revista Forbes- prestó 3.000 millones de dólares a GE en octubre de 2008, cuando el brazo financiero del conglomerado industrial, GE Capital, pasaba por un momento delicado y la empresa necesitaba restaurar la confianza entre los inversores.

En los nueve meses transcurridos del año GE ha tenido un beneficio neto de 10.421 millones de dólares, el 47 % más que en los mismos tres trimestres de 2010.

En cuanto a sus ingresos, los acumulados de enero a septiembre ascienden a 109.327 millones de dólares, el 1 % superiores a los del mismo periodo de 2010, mientras que los de julio a septiembre de 2011 fueron de 35.367 millones de dólares, prácticamente los mismos que los de igual periodo de 2010 cuando alcanzó 35.373 millones de dólares.

Su presidente y consejero delegado, Jeff Immelt, señaló que habían terminado el trimestre "con una cifra récord de pedidos por 191.000 millones de dólares", al tiempo que destacó que era el sexto trimestre de crecimiento "en un entorno económico general volátil".

Immelt, que también expresó su confianza en que su crecimiento continuará, señaló que la firma está realizando importantes inversiones, que incluyen la reciente adquisición de Converteam, en el sector de distribución y conversión de energía, así como de motores y generadores electrónicos.

Asimismo informó de sus buenos resultados en el segmento industrial tanto a nivel nacional como internacional con sus operaciones en Brasil, Rusia, China, India, Canadá, México y Oriente Medio.

En las operaciones electrónicas previas a la apertura de la Bolsa de Nueva York, las acciones de General Electric, uno de los 30 componentes del Dow Jones de Industriales, bajaban el 1,92 %, mientras que en lo que va de año se han depreciado el 9,08 % y se han revalorizado el 2,02 % en los últimos doce meses.