El grupo británico The Stone Roses vendió hoy, en tan solo catorce minutos, todas las entradas para sus dos conciertos programados para el próximo verano, tras haber anunciado hace tres días que volverán a tocar juntos.

Una avalancha de fans deseosos de ver de nuevo al cuarteto de Mánchester se hizo con las 150.000 entradas disponibles, que quedaron oficialmente agotadas a las 8.00 GMT de hoy.

Su disco "The Stone Roses", publicado en 1989, está considerado uno de los grandes álbumes de debut de todos los tiempos y abrió las puertas a una nueva generación de músicos.

Quince años después de su separación, los componentes del influyente grupo de rock británico anunciaron el pasado día 18 en Londres que volverían a tocar juntos y prometieron nuevas canciones.

Los músicos enterraban sí sus diferencias y confirmaban dos conciertos para los días 29 y 30 de junio de 2012 en Mánchester, así como otras actuaciones en distintas ciudades del mundo, que no especificaron.

Los promotores del evento han añadido un espectáculo adicional a los dos programados inicialmente en el Heaton Park, de Mánchester, para el 1 de julio.

En una rueda de prensa el pasado martes, el guitarrista de The Stone Roses, John Squire, afirmó que la idea de volver a actuar surgió tras un encuentro fortuito con el solista Ian Brown en el funeral de la madre del bajista Gary "Mani" Mounfield.