El gobierno de Estados Unidos dio el viernes su beneplácito a la designación de la nueva embajadora ecuatoriana en Washington, Nathalie Cely, tras casi ocho meses de alejamiento después de la expulsión mutua de embajadores en abril.

Cely, quien se desempeña como ministra coordinadora de la Producción, señaló que "este hecho significativo constituye un paso firme para la completa normalización de la relación bilateral entre Ecuador y los Estados Unidos".

"Me siento muy complacida por la noticia, tengo muchas esperanzas y optimismo que las relaciones puedan mantenerse a un nivel de embajadores", aseveró.

En declaraciones al diario oficial El Ciudadano, Cely afirmó que se concentrará en desarrollar una diplomacia "muy cercana a la gente" y dirigida a buscar un acuerdo comercial de cooperación para el desarrollo y mecanismos para obtener una oportuna transferencia tecnológica.

Aseveró que se mantendrá al frente del ministerio coordinador de la Producción hasta la segunda semana de diciembre.

El gobierno de Estados Unidos, a través de su embajada en Quito, dio a conocer el beneplácito a la nominación de Cely.

Consultada acerca del nuevo embajador de Estados Unidos en Quito, Adam Namm, Cely manifestó que de acuerdo con las leyes de ese país el Congreso aún debe dar su aprobación.

"Habría que esperar esa aprobación, sin embargo, hay toda la buena voluntad del gobierno norteamericano", destacó.

Los gobiernos de Ecuador y Estados Unidos expulsaron mutuamente a sus embajadores en abril luego de que Wikileaks hiciera públicos presuntos cables atribuidos a la entonces embajadora estadounidense, Heather Hodges, en los que esa misión señalaba que había corrupción generalizada en la policía ecuatoriana.

Desde entonces las misiones se mantuvieron en el nivel de encargados de negocios.