La economía dominicana creció 4,2% durante los primeros nueve meses del año, cuando la inflación llegó a 7,51%, informó el viernes el Banco Central, que consideró las cifras como "satisfactorias" ante la crisis internacional.

Mientras el crecimiento de la economía es inferior al que el gobierno calculó al comienzo del año, la inflación se ubica medio punto porcentual por arriba del techo que las autoridades habían establecido para el 2011.

Héctor Valdez, gobernador del Banco Central, estimó en un discurso por el 64to aniversario de la institución que de continuar la misma tendencia, la economía crecerá 5% al concluir el año y la inflación llegará hasta el 8,5%, la más alta desde la crisis financiera y alimentaria del 2008.

El gobierno había estimado como parte de sus compromisos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que la economía crecería entre 5% y 6% este año y la inflación no pasaría del 7%.

El FMI anunció en junio, tras revisar los alcances del acuerdo, que redujo un punto porcentual las expectativas de crecimiento para la economía dominicana y aumentó a 8% el tope inflacionario debido a las "condiciones externas menos favorables".

Valdez explicó que la inflación se debe a los incrementos de los combustibles y con ello los costos del transporte y la energía eléctrica, así como los alimentos y bebidas.

El funcionario destacó que, pese a la crisis internacional, las exportaciones dominicanas se incrementaron entre enero y septiembre 24,4% y las inversión extranjera alcanzó 1.837 millones de dólares, por lo que se espera que superen por tercer año consecutivo los 2.000 millones de dólares al finalizar 2011.

República Dominicana suscribió en 2009 un acuerdo con el FMI a fin de conseguir préstamos por 1.700 millones de dólares para enfrentar los efectos de la crisis financiera.