El presidente de la empresa Correos de Cuba, Eliécer Blanco, afirmó hoy que las relaciones postales entre la isla y EE.UU. no han podido avanzar en los últimos dos años y dependen de que Washington acepte acuerdos de envíos directos en ambas direcciones.

"Existe la voluntad de los dos servicios postales, pero depende de que el Gobierno estadounidense acepte acuerdos recíprocos de envíos directos entre ambas direcciones", dijo Blanco en declaraciones a la agencia estatal Prensa Latina.

El directivo lamentó "los pocos avances" conseguidos en ese sentido después de que delegaciones de ambos Gobiernos se reunieron en septiembre de 2009 en La Habana para estudiar la reanudación del servicio directo de correos.

La parte cubana explicó entonces que futuras negociaciones debían tener en cuenta detalles como el transporte del correo, la seguridad postal y los métodos de pago por ese servicio, cuestiones que se complican, encarecen y demoran al tener que recurrir a terceros países para realizar los envíos.

La Habana y Washington no tienen relaciones diplomáticas desde 1961 y el correo directo entre los dos países fue interrumpido en 1963, un año después de que Estados Unidos impusiera un bloqueo económico y comercial contra la isla.

Según resaltó hoy Blanco, "no es posible" que los aviones estadounidenses lleguen con cargas a Cuba mientras las naves cubanas no tienen la posibilidad de enviar sus paquetes a Estados Unidos.

Además, se refirió a la decisión de EE.UU. de "impedir el envío de bultos con contenido" desde Cuba hacia su territorio "por problemas de seguridad" y las dificultades que la medida ocasiona a los cubanos.

De acuerdo con datos de Correos de Cuba, desde 2006 existe un "incremento sostenido" del servicio postal estadounidense hacia la isla, con un tráfico que representa el 42 por ciento del total recibido en Cuba.

Algunos medios indican que del total de paquetería y mensajes que sale desde la isla, un 25 por ciento va dirigido a Estados Unidos, donde se calcula que residen más de un millón y medio de cubanos.

Actualmente, el tráfico cubano hacia ese país se realiza a través de Panamá.