El 95% de los casi 400.000 inmigrantes deportados por las autoridades estadounidenses en el año fiscal que terminó en septiembre es de América Latina, principalmente de México, según cifras a las que The Associated Press tuvo acceso.

De los 396.906 inmigrantes que deportó la policía de inmigración ICE en el año fiscal 2011, 377.510 es originario de Latinoamérica, según información enviada a la AP por la Oficina de Inmigración y Aduanas, conocida como ICE por su nombre en inglés.

Con 286.893 deportados, México ocupa el primer lugar de la lista de los 10 países con más nacionales repatriados. La cifra equivale a casi las tres cuartas partes del total de deportados de todo el mundo.

En la lista de los 10 países con más deportados que entregó el ICE a la AP solo figura uno que no es de Latinoamérica: Jamaica, que con 1.572 repatriados ocupa el décimo puesto.

En segundo lugar, detrás de México, se ubica Guatemala, con 33.324 deportados; seguido por Honduras, con 23.822; y El Salvador, con 18.870.

En el quinto puesto de la nómina figura Brasil, con 3.634; en el sexto Colombia, con 2.273; en el séptimo Ecuador, con 1.991, y en el octavo Nicaragua, con 1.693 repatriados.

Los otros dos países de Latinoamérica con deportados son Perú y Costa Rica, con 1.190 y 440, respectivamente, según el ICE. Ninguno de los dos figura en la lista de las 10 naciones con más deportados.

El ICE no comentó de inmediato la tendencia observada en las cifras. Néstor Yglesias, portavoz del ICE en Miami, dijo el jueves que debía consultar a la sede del ICE en Washington para responder las preguntas de AP al respecto. Expresó que desconocía cuándo llegarían las respuestas.

El detalle de deportados latinoamericanos fue revelado a la AP después que las autoridades informaron el martes que durante el año fiscal 2011 deportaron a 396.906 personas.

El ICE no informó si hay un récord de deportaciones más alto en la historia del país, pero sí dijo que era la cifra más alta desde que esa agencia fue fundada en 2003.

El cónsul general de México en Miami, Juan Miguel Gutiérrez Tinoco, dijo que como los mexicanos constituyen la mayor parte de la población hispana que vive en Estados Unidos, son los más deportados. También el hecho de la vecindad entre los dos países influye, estimó.

"La comunidad mexicana, aún siendo indocumentada, da grandes aportes a la economía", expresó el cónsul.

"No son un costo fiscal", manifestó el diplomático entrevistado por la AP y explicó que los deportados en su mayoría solo "buscan oportunidades para mejorar su calidad de vida".

John Morton, director del ICE, dijo que el 55% de los deportados tenían condenas por delitos o infracciones, un 89% más que con respecto al total de criminales deportados en el año fiscal 2008. No se aclaró cuántos de esos delitos constituían violaciones de las leyes de inmigración.

En el 2008, un año antes de que asumiera como presidente Barack Obama, fueron deportados 349.068 latinoamericanos, cerca de 48.000 menos que en el 2011.

La información sobre las deportaciones provocó indignación entre los hispanos, que le reclaman al presidente Barack Obama que cumpla con su promesa electoral de implementar una reforma migratoria integral, que contribuya a regularizar la situación migratoria de miles de inmigrantes.

Hernán Martínez, activista de la organización de ayuda a inmigrantes Comité de Servicios de Amigos Estadounidenses, calificó de "abuso" y "violación a los derechos humanos" las deportaciones de latinoamericanos.

"No están deportando a quienes deberían deportar, a los criminales, porque (el servicio de) inmigración ataca a los inmigrantes, especialmente a los latinos", consideró Martínez en diálogo con la AP.

"Es como si tener cara de mexicano fuera un delito... hay que mejorar la forma de regular la inmigración y no estar atacando a la gente indefensa", dijo el activista de nacionalidad salvadoreña.

María Rodríguez, directora de la coalición de inmigrantes de la Florida, dijo que los latinoamericanos que están siendo deportados no son criminales.

"El ICE llama criminales a personas que son miembros activos de nuestra sociedad y que tienen profundas raíces en este país, a trabajadores agrícolas, padres de niños que son ciudadanos de Estados Unidos y estudiantes que serían elegibles para el Dream act", dijo María Rodríguez, directora de la coalición de inmigrantes de la Florida, en una declaración enviada por correo electrónico a la AP.

El proyecto de ley conocido como Dream Act, que el Congreso rechazó, concedía un estatus legal a ciertos alumnos que terminaban la secundaria y que fueron traídos al país por sus padres antes de cumplir los 16 años y que además planeaban ir a la universidad o enrolarse en el servicio militar.

Aunque en el 2011 se deportaron casi 3.500 latinoamericanos más que en el año fiscal anterior, el porcentaje se mantuvo sin cambios debido a que también aumentó en cerca de 4.000 personas la cantidad total de deportados.

De acuerdo con el censo del 2010, en Estados Unidos viven cerca de 50,5 millones de hispanos, que representan al 16% de la población.

La población mexicana es la que ha crecido más en la última década, de 20,6 millones en el 2000 a 31,8 millones en el 2010. Así, casi el 63% de los hispanos que viven en Estados Unidos, es de origen mexicano, según el censo.

-----------

Gisela Salomón está en Twitter como @giselasalomon