Nuevas señales de división entre los líderes europeos sobre cómo manejar la crisis financiera de la región llevaron el jueves a confusión en los mercados financieros.

Los índices de acciones subieron, cayeron, subieron de nuevo y terminaron el día más o menos donde estaban. Como lo han venido haciendo desde hace semanas, los operadores de bolsa permanecieron concentrados en la esperanza más reciente para una solución a la crisis de deuda de Europa: esta vez, una cumbre de los líderes europeos.

El promedio industrial Dow Jones osciló entre ganancias y pérdidas durante todo el día, antes de terminar con un alza de 37,16 unidades (0,3 para ubicarse en 11.541,78. El Dow llegó a tener una caída de hasta 113 puntos poco después del mediodía. Está 0,3% por debajo del punto donde comenzó el año, y se encamina a su segunda semana a la baja después de tres semanas de ganancias.

Las operaciones estaban turbulentas mientras las conversaciones al otro lado del Atlántico parecían flaquear debido a diferencias entre Alemania y Francia sobre cómo proteger a los bancos europeos de las consecuencias de un incumplimiento de pagos por parte del gobierno griego. Más tarde, las acciones aumentaron ligeramente tras la noticia de que una segunda cumbre tendría lugar la próxima semana después de que quedó claro que Francia y Alemania no serían capaces de resolver sus diferencias a tiempo para la reunión del domingo.

Un incumplimiento por parte de Grecia podría conducir a grandes pérdidas para los bancos europeos que mantienen deuda griega. Si eso les lleva a echarse para atrás en los préstamos interbancarios, podría causarse otro congelamiento de los mercados de crédito globales, como el de finales de 2008 después de la caída de Lehman Brothers.

El Standard & Poor's 500 avanzó 5,51 unidades (0,5 para quedar en 1.215,39 y el tecnológico Nasdaq perdió 5,42 unidades (0,2%) para quedar en 2.598,62.

Los precios de los bonos estadounidenses también experimentaron fuertes oscilaciones a medida que se conocían las últimas noticias de Europa, antes de terminar más o menos dónde se encontraban el día anterior. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años era del 2,18% el jueves en comparación con el 2,16% del miércoles.

En otros mercados internacionales, el DAX alemán retrocedió 2,5% a 5.766,48, mientras el CAC-40 francés cayó 2,3% a 3.084,07 y el FTSE 100 británico cerró con una baja de 1,2% a 5.384,68.

En Asia, el Nikkei 225 japonés perdió 1% a 8.682,15.