Cónsules de Latinoamérica exhortaron el jueves a que los hispanos en Estados Unidos donen dinero y bienes de primera necesidad para los damnificados por las lluvias que azotan a Centroamérica, y que han dejado más de un centenar de muertos en esa región.

Los cónsules de El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, México, Ecuador, Venezuela y Chile, dijeron que han abierto cuentas bancarias para recibir las donaciones, y que en sus respectivas sedes aceptan los bienes materiales que se quieran enviar a Centroamérica.

"Les pedimos que se solidaricen con nuestro problema y nos hagan llegar su ayuda. Desde un dólar a cincuenta centavos", expresó la cónsul general de El Salvador, María Teresa Pacheco de González, en una conferencia de prensa conjunta que ofreció con sus colegas de los otros países.

"Cincuenta centavos significa una botella de leche, una bolsa de maíz. Significa muchísimo", dijo la funcionaria, y explicó que cualquier donación, por mínima que parezca, ayuda.

El Salvador y Guatemala han declarado el estado de emergencia, y el fenómeno ha sido catalogado como uno de los eventos meteorológicos más destructivos, superando incluso las lluvias provocadas por el huracán Mitch en la década de los años 90.

Estos dos países y Honduras están entre los más castigados por el temporal, con decenas de miles de damnificados, carreteras y puentes destruidos y millonarias pérdidas económicas.

En la Florida viven 4,2 millones de hispanos, que representan al 22,5% de la población.

En la última década el crecimiento de los hispanos fue de casi un 60% en el estado, y la mayor parte de ellos está localizada en el área del sur de la Florida.

"Le estamos pidiendo a los latinoamericanos que no ignoren este llamado para ayudar a nuestros hermanos de Centroamérica", expresó el cónsul de Nicaragua, Luis Martínez.

"Estamos viviendo en Centroamérica momentos de desastre... momentos muy difíciles como el derrumbe de puentes, carreteras. Toda la cosecha de granos básicos se está perdiendo", afirmó.

Los cónsules dijeron que entre los productos de mayor necesidad figuran medicinas, ropa, colchas, y alimentos no perecederos.

Algunas organizaciones de inmigrantes de Miami también se han movilizado en busca de donaciones para los damnificados.

---------

Gisela Salomón está en Twitter como @giselasalomon