La estadounidense Irina Falconi derrotó el jueves 6-3, 6-4 a la argentina Florencia Molinero y accedió a la final del torneo panamericano de tenis de mujeres.

Falconi se impuso cómodamente en el primer parcial en apenas media hora. Aunque Molinero rompió en el juego inicial del partido, la estadounidense se repuso rápidamente y sumó cinco jugos consecutivos.

La argentina, cuarta preclasificada de la competencia en Guadalajara, intentó la remontada, pero Falconi cerró el set en 6-3.

El segundo parcial discurrió más igualado. Con cuatro juegos iguales, Falconi quebró el servicio de su oponente.

"Fui muy irregular durante todo el partido, por momentos jugué bien y por momentos jugué más o menos", dijo Molinero. "Ella (Falconi) estuvo mucho más estable que yo y se llevó el partido".

La argentina se mostró feliz del torneo realizado y señaló que espera ganar el bronce.

"Jugar por el país, en mi caso, me encanta", señaló Molinero. "Disfruto, genera un presión extra también, pero disfruto de esos partidos y de vivir en la Villa, competir, ver otros deportistas cómo se entrenan, cómo viven los panamericanos".

Molinero también señaló que la altura — más de 1.500 sobre el nivel del mar — influyó durante el torneo, aunque para todas las jugadoras igual.

"Las pelotas no son para nada parecidas a las que se juega a nivel del mar", explicó. "Muchas veces uno la pega de la misma manera y salen dos bolas diferentes".

"Pero bueno, la altura está para las dos y las pelotas están para los dos. Hay que adaptarse", añadió.

Por su parte, Falconi, cabeza de serie número dos, se enfrentará en la gran final a la ganadora del partido entre la estadounidense Christina Mchale y la puertorriqueña Mónica Puig.