Militares y policías en una operación conjunta abatieron la madrugada del jueves al jefe de una combativa unidad de las FARC en el sur del país.

José Neftalí Umenza, alias Mincho, de 61 años, quien era jefe del Frente 30 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), murió junto a otros cuatro rebeldes en una zona rural del municipio de Buenaventura, en el departamento de Valle del Cauca y a unos 350 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, informó en una conferencia de prensa en su despacho que Umenza era "un jefe del narcotráfico, era un proveedor de finanzas (a las guerrillas), un hombre responsable de múltiples acciones" como ataques y secuestros.

Según Pinzón, alias Mincho operaba en zonas como Valle del Cauca y Cauca, sobre la costa del Pacífico colombiano, y tenía más de 40 años de militancia en la guerrilla.

Contra el guerrillero muerto estaban vigentes 10 ordenes de captura por delitos como terrorismo, homicidio, rebelión y secuestro, dijo el ministro.