Las conjeturas sobre el resultado de la reunión cimera del fin de semana en Bruselas de los líderes europeos seguían siendo el principal motor de la sesión bursátil del jueves, y los inversionistas no creen que los gobiernos puedan concordar en una estrategia para encarar la crisis de la deuda soberana.

El jueves reaparecieron los temores de que las negociaciones para ampliar el fondo de rescate, recapitalizar los bancos y concluir el segundo plan de rescate de Grecia están siendo más difícil de lo anticipado. Francia, la segunda economía de Europa, se muestra renuente a comprometer una gran suma de dinero en caso de que vea degradada su calidad crediticia de AAA.

En Francfort, el DAX bajaba el 0,5% a 5.881 mientras que en París el CAC-40 retrocedía el 1% a 3.125. En Londres, el FTSE 100 perdía el 0,7% a 5.415.

En Wall Street, el Dow para entrega a término subía un 0,4% a 11.493 y el Standard & Poor's 500 a término un 0,5% a 1.212.

El euro se mantuvo y cotizaba con alza del 0,4% a 1,3819 dólares.

En Tokio, el índice Nikkei 225 perdió el 15 y cerró a 8.682,15. En Hong Kong, el Hang Seng bajó un 1,8% a 17.983,10 y en Seúl el Kospi cayó el 2,7% a 1.805,09. En China continental, el índice compuesto de Shanghai perdió el 1,9% a 2.331,37 y el índice compuesto Shenzhen cayó el 2,9% a 974,86.

El crudo apenas variaba y el de referencia para entrega en noviembre subía 10 centavos a 86,39 dólares el barril en la contratación electrónica de la bolsa de materias primas de Nueva York.

___

Pamela Sampson contribuyó desde Bangkok a este artículo.