El informe de los supervisores internacionales sobre la economía de Grecia recomendó hoy entregar a Atenas "tan pronto como sea posible" el sexto tramo crediticio de asistencia financiera por valor de 8.000 millones de euros, pese a la "dinámica extremadamente preocupante" de su deuda pública.

El informe de la denominada "troika" (Comisión Europea, Banco Central Europeo y FMI), al que ha tenido acceso Efe, indica que la contracción económica griega es mayor de lo esperado y expresa su preocupación por la abultada deuda pública, que ascendió en 2010 a 329.400 millones de euros, equivalentes al 144,9 % del PIB del país.

El documento recomienda el pago de la ayuda financiera "tan pronto como sea posible" una vez que el Parlamento haya aprobado -algo que tiene previsto hacer hoy- las nuevas medidas de austeridad, que incluyen despidos de funcionarios, recortes de salarios y pensiones, así como subidas de impuestos.

"Si se compara la situación con la de hace unos meses, la sostenibilidad de la deuda efectivamente ha empeorado, dado los retrasos en la recuperación, en la consolidación fiscal y en el plan de privatización, así como la perspectiva de las recapitalizaciones bancarias", se lee en el borrador del informe de la "troika".

Por ello, "la dinámica de la deuda griega sigue siendo extremadamente preocupante", aunque si se aplican las reformas de forma satisfactoria y se concluyen las privatizaciones pactadas los expertos calculan que la deuda empezará a disminuir a partir de 2013.

La "troika" reconoce que "la contracción de la actividad económica es mucho más profunda que la proyectada previamente" y estima en un 5,5 % la caída del PIB en 2011.

Para el periodo 2009-2012 la "troika" calcula una caída total del PIB griego del 15 %.

Los expertos también consideran que "si bien hubo deficiencias en la aplicación de las medidas fiscales, el Gobierno logró avances importantes en los esfuerzos de consolidación fiscal".

Los inspectores internacionales insisten repetidamente que Atenas debe de hacer más esfuerzos por aplicar de forma efectiva las leyes que promulga el Parlamento para conseguir mejores resultados.

De los 8.000 millones de euros comprometidos por los acreedores internacionales, 5.800 millones proceden de los Estados miembros de la zona del euro y los 2.200 millones restantes del FMI.

La troika precisa que una vez que se entreguen los 8.000 millones del sexto tramo, la zona del euro y el FMI ya habrán entregado a Grecia 73.000 millones de los 110.000 pactados en el primer rescate de mayo de 2010.

Atenas ha asegurado que sólo dispone de recursos en las arcas públicas hasta mediados de noviembre, por lo que necesita con rapidez de esa asistencia financiera.

Los detalles del informe los discutirán los titulares de Finanzas a lo largo del Eurogrupo del viernes y el Ecofin del sábado por la mañana, que prepararán una crucial reunión de los líderes europeos el domingo sobre la crisis en la zona del euro.