El candidato a la Presidencia de Argentina por la socialdemócrata UCR, Ricardo Alfonsín, pidió hoy el apoyo popular en uno de los últimos esfuerzos de la oposición por sumar votos en los comicios del domingo, para los que la mandataria, Cristina Fernández, aparece como clara favorita.

"Hemos hecho el mayor esfuerzo y no nos queda más que esperar el resultado de las urnas", afirmó el hijo del expresidente Raúl Alfonsín (1983-1989) durante la caravana que encabezó por Buenos Aires y parte de su cinturón urbano como cierre de campaña.

El radical Alfonsín, al frente de una coalición con peronistas disidentes del Gobierno, fue este jueves el primero de los candidatos de la oposición en cerrar su campaña, en medio de los mítines de clausura que protagonizaron esta semana los siete aspirantes a la jefatura del Estado.

Según Alfonsín, su fuerza ha ido "descontando puntos con relación al oficialismo" y está "claramente segunda como principal fuerza de la oposición".

"Sabemos que es difícil, pero trabajamos para forzar una segunda vuelta. Hay una cantidad millonaria de personas que está observado qué es lo que hacen los partidos de la oposición y tenemos el deber de actuar como actúa un partido que quiere disputar el Gobierno", dijo a Efe el candidato en su intento por restar votos a Fernández, líder del peronista Frente para la Victoria.

La mandataria ganó las elecciones primarias del 14 de agosto con el 50,24 por ciento de los votos, 38 puntos más que el segundo, Alfonsín, a quien sin embargo los sondeos sitúan entre el tercer y cuarto lugar en las elecciones del domingo.

Las encuestas colocan en segundo lugar al socialista Hermes Binner, gobernador de Santa Fe, quien este miércoles cerró su campaña en el estadio porteño de Ferrocarril Oeste y hoy liderará un nuevo acto en su terruño.

"Tenemos algo que no se compra ni se vende: el entusiasmo. Queremos ser Gobierno en Argentina para construir un mañana mejor", prometió Binner, candidato del Frente Amplio Progresista, al cerrar su campaña en Buenos Aires.

El postulante socialista habló apenas unos minutos después de Fernández, quien este miércoles también cerró su campaña electoral con una llamada a la unidad y elogios a la integración suramericana en un colmado teatro porteño al que acudieron numerosos altos cargos y militantes.

El miércoles también concluyó sus actividades el candidato Alberto Rodríguez Saá, gobernador de San Luis y dirigente de una de las facciones del peronismo disidente, con un acto en el que participó el líder "piquetero" Raúl Castells.

Entre los postulantes opositores que cerrarán hoy su campaña también figuran el expresidente Eduardo Duhalde (2002-2003), del peronismo disidente, y Elisa Carrió, líder de la centrista Coalición Cívica, quienes encabezarán sendos actos en Buenos Aires.

Las clausuras, antes de la prohibición electoral que comenzará este viernes, empezó el martes con el acto encabezado por el izquierdista Jorge Altamira, quien aspira a repetir el denominado "milagro" de las primarias, cuando consiguió el porcentaje mínimo necesario (1,5% de los votos) para ser candidato.

Entre los últimos intentos de la oposición por sumar votos también figuran curiosos avisos divulgados esta semana, como el de la Coalición Cívica, que compara al Gobierno con "Los locos Adams", o el de Compromiso Federal, en el se puede ver a la novia del candidato presidencial Rodríguez Saá, la exmodelo Delfina Frers, cantando en primer plano el principal estribillo de su campaña.

Un total de 28,6 millones de argentinos están habilitados para votar el domingo en las elecciones, que estarán custodiadas por más de 87.000 agentes de las Fuerzas Armadas y de seguridad del país.

Además de presidente y vicepresidente, los ciudadanos elegirán a 130 diputados para renovar la mitad de la Cámara baja y 24 senadores para reemplazar un tercio del cuerpo.

También se elegirán gobernador y legisladores locales en nueve provincias.