El déficit comercial español se ha reducido el 12,5 % en los ocho primeros meses del año con respecto al mismo período de 2010, hasta los 30.630 millones de euros (unos 42.000 millones de dólares), debido al aumento de las exportaciones, que subieron el 18 %, informaron hoy fuentes oficiales.

No obstante, la balanza comercial española sigue siendo deficitaria porque las importaciones continúan siendo superiores a las exportaciones.

De acuerdo con los datos publicados hoy por el Ministerio español de Industria, Turismo y Comercio, las compras al exterior sumaron hasta agosto 171.072 millones de euros y crecieron el 11,1 %, frente a los 140.442 millones de euros que alcanzaron las ventas al mundo.

El déficit energético ha aumentado el 19,4 % y el no energético ha disminuido el 72,3 %, mientras que la tasa de cobertura de este período (porcentaje de las importaciones que pueden pagarse con las exportaciones) se ha situado en el 82,1 %, 4,8 puntos más que hace un año.

El déficit energético sigue suponiendo la tercera parte del déficit comercial español y sumó hasta agosto 27.257,7 millones de euros.

El ministerio de Industria destaca el dinamismo de las exportaciones dirigidas a países europeos no comunitarios, a América del Norte y a América Latina, con aumentos del 34,6 %, el 28,9 % y el 26,7 %, respectivamente.

Las exportaciones a la Unión Europea (el 66 % del total) subieron también el 15,3 %.

Por otra parte, las importaciones procedentes de la UE aumentaron el 17,9 % y las de los países europeos no comunitarios, el 28,5 %.

Asimismo, las compras a América Latina, América del Norte, África y Asia, también subieron el 22,5 %, el 18,4 %, el 14,8 % y el 14,7 %, respectivamente.

El déficit comercial del mes de agosto fue de 4.922 millones de euros, el 10,4 % más que el mismo mes de 2010, y se debió a unas importaciones de 20.366 millones (el 17,5 % más) y a unas exportaciones de 15.444 millones (el 20 % superiores).