El Gobierno de Costa Rica desmintió hoy las acusaciones de Nicaragua sobre un supuesto plan de San José para engañar a jóvenes nicaragüenses y hacerlos ingresar al territorio que ambos países mantienen en disputa para luego presentar a su vecino como un invasor ante la comunidad internacional.

La acusación la hizo el pasado martes el jefe del Ejército nicaragüense, el general Julio César Avilés, pero hoy la Cancillería aseguró que "cualquier afirmación referente a que el Gobierno de Costa Rica pretenda perjudicar por las vías de hecho a Nicaragua para obtener provecho en el litigio internacional, que se ventila en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), es infundada, ficticia y extravagante".

San José aclaró que han sido los miembros de la Juventud Sandinista quienes han entrado y salido en los últimos meses de Isla Portillos, territorio fronterizo en el Caribe sobre el cual ambos países reclaman soberanía y cuya disputa está en discusión en la CIJ.

Dicho tribunal prohibió en marzo pasado a ambas naciones mantener personal militar, policial o civil, mientras se resuelve el conflicto.

"Costa Rica lamenta que funcionarios del Gobierno y del Ejército de Nicaragua continúen violando las medidas cautelares dictadas por la CIJ, en las que se ordenó, entre otras cosas, el despeje de la zona, y la potestad exclusiva a las autoridades ambientales de Costa Rica de ejercer la custodia de la misma", señala un comunicado oficial.

"Estas declaraciones del militar nicaragüense, por el contrario, constituyen un reconocimiento explícito de que el Gobierno de Nicaragua patrocina la incursión y presencia de jóvenes en la Isla Portillos, y así será comunicado por Costa Rica a la Corte Internacional de la Justicia", añadió la Cancillería.

El Gobierno costarricense destacó que las palabras de Avilés son "una maniobra del Gobierno y del Ejército para justificar la presencia directa de militares nicaragüenses en la zona de Isla Portillos".

"Costa Rica, país de centenaria y reconocida tradición democrática, no tiene ninguna necesidad ni la voluntad de prestarse a maniobras político-electorales o militares del Gobierno de Nicaragua, sobre todo al calor de un proceso electoral en curso", subrayó la Cancillería.

Nicaragua celebrará elecciones presidenciales el próximo 6 de noviembre, donde el presidente de ese país, Daniel Ortega, se presenta como candidato a la reelección.

El conflicto entre Costa Rica y Nicaragua tiene ya un año y empezó cuando San José acusó a Managua de invadir parte de su territorio y causar graves daños ambientales como parte de las acciones de dragado del fronterizo río San Juan, que el Gobierno de Ortega lleva a cabo.