Costa Rica enfrentará un juicio en la Corte Interamericana de Derechos Humanos por prohibir métodos de reproducción humana asistida.

La CorteIDH notificó el 18 de octubre al estado costarricense sobre la realización del juicio por prohibir la fecundación in vitro, informó el jueves la Cancillería costarricense en un comunicado de prensa.

El caso de la fecundación in vitro se remonta a cuando la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia resolvió prohibir esa técnica en el 2000. Un año después, diez parejas demandaron al país ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington.

La vocera de la Corte, con sede en la capital costarricense, Alejandra Negrete dijo a AP que el proceso de instrucción y sentencia se podría tardar aproximadamente un año y medio.

La CIDH había instado en varias ocasiones al Estado costarricense para que emitiera una ley para regular y permitir la fecundación in vitro. El plazo final para hacerlo venció el 31 de julio.

La técnica in vitro consiste en fecundar fuera del cuerpo de la madre los óvulos por los espermatozoides, y luego son implantados en el útero para dar lugar al embarazo.

En la Asamblea Legislativa se ha librado una fuerte lucha entre los partidarios de la fecundación in vitro y los opositores, principalmente encarnados por las iglesias evangélica y católica, que tienen una fuerte influencia este país centroamericano, han jugado un papel fundamental para impedir que sea aprobada una ley que permita la fecundación.

La cancillería anunció este jueves que el Estado será representado por la Procuraduría General de la República, y nombró como representante ante la Corte a la procuradora Ana Lorena Brenes.