El condado de Santa Clara dejará de utilizar recursos municipales para ayudar a las autoridades federales a aplicar las leyes de inmigración, se informó el jueves.

La Junta de Supervisores del condado aprobó por mayoría que no usará más recursos para responder a pedidos de la policía de inmigración (ICE por sus siglas en inglés) de detenciones de inmigrantes.

La ICE suele pedir que se detenga a sospechosos para entregarlos a funcionarios de inmigración.

Funcionarios del condado dijeron que la medida fue el fruto de un año de discusiones con grupos defensores de los derechos de inmigrantes, abogados y defensores de derechos cívicos.

La vocera de ICE Virginia Kice dijo que el objeto de las detenciones es que personas que han entrado al país ilegalmente y están acusadas de crímenes no regresen a sus comunidades.