La organización Unión de Libertades Civiles de Nueva York presentó hoy una demanda en contra de la Policía en la que reclama a esa agencia que dé a conocer la agenda de actividades diarias de su jefe, Raymond Kelly, desde que asumió su cargo en 2002.

La demanda, basada en la Ley de Libertad de Información de Estados Unidos, fue presentada en la Corte Suprema de Manhattan en nombre del periodista Leonard Levitt, que por décadas ha escrito sobre la policía en diferentes medios y ahora lo hace a través de su página web www.nyprconfidential.com.

De acuerdo con NYCLU (por siglas en inglés) Levitt pidió en febrero pasado al Departamento de la Policía de la ciudad de Nueva York la agenda de Kelly desde el 2002 al presente para conocer la identidad de las personas con las que el funcionario se ha reunido.

Levitt, que hasta el 2007 cubrió a la policía por más de dos décadas para el Newsday, hizo su reclamo basado en la Ley de Información Pública pero su petición fue negada en mayo, señala en un comunicado de prensa la NYCLU.

La demanda argumenta que el público tiene "sustancial interés" en conocer la identidad de la gente con la que se reunió Kelly y los temas que discutieron.

El periodista tenía entonces información de que Kelly sostenía reuniones en el conocido Harvard Club en Manhattan.

Indica además que en junio apelaron la decisión pero el Departamento de Policía se negó nuevamente alegando que dar a conocer esa agenda pondría en peligro a Kelly y a la gente con la que se reunió en los pasados diez años.

"No hay ninguna razón para que Kelly retenga esta información, si hasta la agenda pública del presidente de EE.UU., Barack Obama, está en la página web de la Casa Blanca", dijo Donna Lieberman, directora ejecutiva de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York.

"Si es seguro para el líder de un país dar a conocer su agenda, entonces es seguro para el jefe de la Policía de Nueva York hacer lo mismo", afirmó Lieberman en el comunicado.

En octubre de 2010, Levitt, a quien la policía le retiró su credencial de prensa en 2007, publicó una columna revelando que desde 2002 Kelly se estuvo reuniendo con "gente influyente" con los que sostuvo almuerzos en el Harvard Club que fueron pagados por una fundación controlada por el propio jefe de la Policía, de acuerdo con NYCLU.

En febrero pasado, Levitt se hizo eco de una información del Daily News que aseguraba que Kelly había gastado más de 15.000 dólares en el Harvard Club en 2008, época en la que "consideró seriamente aspirar a la alcaldía de Nueva York".

"Si el jefe de la policía realmente cree que dar a conocer su agenda amenaza la vida de la gente con la que se reunió, o bien sufre de delirios de grandeza, es otro ejemplo de cómo no se supervisan o no se dan cuentas de las acciones de Ray Kelly y de la Policía de Nueva York", señaló por su parte Levitt.