La principal formación nacionalista kurda, el Partido de la Paz y la Democracia (BDP), instó hoy al gobierno turco y al grupo armado "Partido de los Trabajadores del Kurdistán" (PKK) que "detengan la guerra sin perder un instante".

Así lo dijo el copresidente del partido, Selahattin Demirtas, tras conocerse la noticia del ataque de esta noche del PKK, que ha causado la muerte de 26 soldados y heridas a otros 22, y de la subsiguiente operación militar turca en territorio iraquí.

"Vivimos momentos de dolor que no pueden expresarse con palabras. Decimos 'basta ya' a esta guerra y a estas muertes. También decimos 'basta ya' a todos los gobiernos y al Estado (turco) y a sus declaraciones que en 25 años no han sido capaces de poner solución a esta guerra", afirmó Demirtas.

El dirigente kurdo agregó que "este doloroso panorama muestra una vez más que Turquía necesita urgentemente la paz y que no tiene otra opción que la paz".

"Por ello el objetivo de todos debe ser apartarse inmediatamente de este ambiente de confrontación, detener las muertes e iniciar un proceso de paz", concluyó Demirtas.

En un comunicado oficial publicado por el partido se lamenta las muertes de hoy, pero el grupo kurdo -que mantiene una ambigua relación con el PKK- no condena expresamente el atentado. l