Las bolsas mundiales y el euro avanzaban el miércoles debido a las esperanzas renovadas de que Europa se acerca a un acuerdo sobre un paquete de medidas que le ayuden a manejar su crisis de deuda.

Un reporte del periódico The Guardian de Londres insinuó que Francia y Alemania, las dos economías más grandes de Europa, estaban afinando los últimos detalles a una planeada ampliación masiva del fondo de rescate para los países de la eurozona, posiblemente a tres billones de euros (4,1 billones de dólares), en comparación con el fondo actual, de 440.000 millones de euros.

El diario citó a diplomáticos cuyo nombre no reveló y dijo que las autoridades esperan llevar la expansión junto con un paquete de otras medidas a una reunión este fin de semana. La noticia se conoció desde el martes, lo que empujó a las acciones en Estados Unidos.

En Europa, el índice alemán DAX avanzaba el 1,4% a 5.961 puntos, mientras el índice CAC-40 de la Bolsa de París subía 1,1% a 3.174. El índice FTSE 100 de las empresas británicas más capitalizadas avanzaba 1,1% a 5.471.

Mientras las acciones avanzaban, el euro también se animó y parecía dirigirse de nuevo hacia su marca de 1,40 dólares por primera vez en seis semanas. Por la mañana del miércoles, subía 0,9% a 1,3862 dólares.

Previamente en Asia, el índice Nikkei 225 de la Bolsa de Tokio cerró con un alza de 0,4% en 8.772,54 y el barómetro Hang Seng de la bolsa de Hong Kong sumó 1,3% a 18.309,22. El Kospi surcoreano ganó 0,9% y terminó en 1.855,92.

Sin embargo, el índice compuesto Shanghai de la bolsa de China bajó 0,3% a 2.377,51. El retroceso se sumó a una caída de 2,3% el martes, cuando se informó que el crecimiento económico del país bajó el trimestre pasado a 9,1%.

Las preocupaciones por un desastroso cese de pagos por parte de Grecia han sido últimamente la causa principal de muchos de los altibajos más pronunciados en los mercados mundiales.

El temor es que una cesación causará pérdidas profundas a los bancos europeos que poseen bonos griegos. Eso podría provocar el congelamiento del crédito entre bancos y escalar hacia otra crisis financiera similar a la ocurrida en 2008 tras el colapso de Lehman Brothers.