Once de los cuarenta palestinos que Israel ha liberado de la cárcel bajo la condición de que fuesen exiliados, llegaron a la capital turca después de la medianoche del martes.

Según la cadena NTV, Ankara envió un avión a El Cairo ayer por la tarde para trasladar a Turquía a los once palestinos, entre ellos una mujer.

El ministro turco de Exteriores, Ahmet Davutoglu, declaró que traer palestinos a Turquía es un acto humanitario y subrayó que su país ha contribuido para que se alcance un acuerdo en el intercambio de prisioneros entre Israel y Palestina, en pro de la paz regional.

Uno de los palestinos llegados ayer a la capital turca es Zakariya Valid Akl, un importante comandante militar de Hamas, condenado 16 veces a cadena perpetua por Israel.

Valid Akl es también conocido por ser el fundador de las brigadas Izzettin Al Qasim y servir allí como primer comandante.

El embajador palestino en Turquía, que recibió a sus compatriotas en el aeropuerto Esenboga, en Ankara, agradeció a Turquía su colaboración.

Los once liberados fueron trasladados por la policía en dos microbuses a un lugar desconocido.

Según la agencia de noticias turca, Anadolu, Velid Akl vivirá en Estambul con su familia bajo protección policial.

Algunos expertos turcos en política de Oriente Medio se habían opuesto a la acogida de palestinos en Turquía, argumentando que "eran militantes peligrosos que habían actuado en varios ataques armados" y que su presencia sólo acarrearía problemas de seguridad en el país.