La empresa española Telefónica, a través de su marca Movistar, tomó hoy la delantera en la competencia del mercado de telecomunicaciones de Costa Rica al lanzar su primera oferta para clientes que se presuscriban a su servicio.

El director de Movistar en Costa Rica, Jorge Abadía, presentó en rueda de prensa lo que llamó "el inicio de las operaciones" de la firma en el país centroamericano, un beneficio con tarifa de descuento los días domingo.

Movistar competirá en servicios móviles con el estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), el operador dominante, y la mexicana Claro, que aun no anuncia ninguna oferta inicial.

Abadía indicó que a partir de mañana se habilitarán los centros de llamadas de Movistar en Costa Rica, así como la página en internet de la compañía, para recibir suscripciones de todos los interesados en adquirir un plan de telefonía.

La fecha en que la empresa española venderá sus líneas es aún desconocida, aunque Abadía aseguró que es un plazo de "semanas", pues solo están a la espera de cumplir ciertos trámites, como la asignación de los números telefónicos de parte de la autoridad reguladora.

Movistar sostiene que su red está lista para operar con una cobertura "aceptable" en un inicio, la cual irá creciendo en un plazo de cinco años, como estipula el contrato de concesión.

La oferta de entrada de la empresa consiste en que a los clientes que se suscriban de manera anticipada a su servicio, se les cobrará, de por vida, una tarifa de dos centavos de dólar por minuto en las llamadas entre teléfonos Movistar los días domingo, en el servicio de prepago.

Si el cliente firma además un contrato por un plazo definido, tendrá una cantidad determinada de minutos gratis los domingos.

Abadía expresó que las expectativas de la compañía en el país son altas pues hay mucho espacio para crecer.

"La penetración celular en Costa Rica es de cerca del 70 %, relativamente baja si la comparamos con otros mercados de la región como Panamá y El Salvador, donde ronda el 120 %, por lo que hay muchas oportunidades para crecer", dijo a periodistas.

Aunque declinó detallar cuál es la meta de mercado de Movistar en Costa Rica, puntualizó que el objetivo es, al igual que en los demás países donde tiene presencia, ser el primero o segundo operador en importancia.

Para lograrlo, la empresa apostará, según su director, a una elevada calidad de sus servicios, un excelente servicio al cliente y a la innovación.

Movistar pagó 95 millones de dólares para adjudicarse una licitación por 15 años en Costa Rica, que este año abrirá su mercado de telecomunicaciones, el cual era un monopolio estatal en manos del ICE.