La epidemia de cólera que sufre Haiti, que ha causado la muerte de más de 6.500 personas, sigue fuera de control un año después de su estallido, dijo hoy la organización Médicos Sin Fronteras (MSF).

"La epidemia no está aún bajo control, la urgencia está todavía ahí", dijo la jefa adjunta de MSF, Pascale Zintzen, en una conferencia de prensa.

La imprevisibilidad de los brotes de cólera sigue siendo el mayor problema, subrayó la organización, que indicó que entre el 75 %y el 80 % de los casos de la enfermedad identificados en el mundo en 2011 se registraron en Haití.

Según el último informe del Gobierno haitiano, la enfermedad, extendida por todo el territorio, ha costado la vida a 6.559 personas y ha afectado a 465.293.

Durante los últimos días, a causa de las lluvias torrenciales caídas sobre el país, los casos se han multiplicado en los departamentos Norte, Artibonite (norte) y Grand'Anse (suroeste).

Según el director general en funciones del Ministerio de Salud Pública, Gabriel Timothée, durante las últimas jornadas se han contabilizado 150 casos de cólera en el Norte, donde han fallecido ocho personas, mientras que en Grand'Anse se han registrado cinco fallecimientos.

Con motivo del primer aniversario de la epidemia, el "Colectivo para indemnizar a las víctimas de cólera" ha organizado para este miércoles una manifestación para "pedir la salida inmediata" de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), a la que sectores de la población acusan de propagar la enfermedad.

Las acusaciones apuntan al contingente nepalí de la misión como causante del brote al verter a un río que atraviesa Artibonite residuos fecales de los militares.

Informes médicos elaborados para tratar de averiguar las causas de la epidemia dan crédito a esta posibilidad, aunque la Minustah no ha confirmado oficialmente tal versión.

Los manifestantes pedirán a las Naciones Unidas una "reparación para las víctimas del cólera", así como para las de acciones represivas y violaciones de las que se acusa también a militares de la misión, entre otras reivindicaciones.

La manifestación pasará por varias calles del centro de Puerto Príncipe y terminará frente al cementerio, donde se leerá la "Declaración del 19 de Octubre", anunciaron los organizadores.

Invitaron a todos los sectores de la población, particularmente a los obreros, campesinos, pequeños vendedores, desempleados y estudiantes a "contribuir a la manifestación"

La marcha de protesta se iniciará tras una misa que se celebrará para honrar la memoria de las víctimas del cólera.