Cinco lobos mexicanos criados en cautiverio fueron puestos en libertad en la sierra situada al sur de la frontera con Estados Unidos, parte de una gestión para repoblar la zona con esos cánidos, informó un grupo ambientalista.

Los ecologistas en Estados Unidos confían que la liberación ayudará a mantener la población de lobos grises mexicanos que ha sido restablecida en Nuevo México y Arizona en los últimos 13 años.

El grupo Naturalia indicó que la suelta tuvo lugar la semana pasada en las Montañas de San Luis, en Sonora, por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de México .

La repoblación de la especie en su hábitat natural es un proceso que ya lleva 20 años en México.

Una tarea similar fue iniciada en 1998 en Estados Unidos. El programa se ha visto sumido en batallas legales, cazas furtivas y otras calamidades.