La automotriz japonesa Nissan acordó hoy exportar vino desde Argentina para poder continuar con las importaciones de sus vehículos en el mercado local.

La firma logró que el Gobierno argentino aprobara su plan para equilibrar su balanza comercial en 2012, en línea con lo que debieron hacer otras fabricantes e importadoras de automóviles que operan en el país suramericano.

El plan prevé que la empresa realice un aporte de capital de 30 millones de dólares a su filial argentina y exporte vino por 52 millones de dólares para compensar sus importaciones, según informó el Ministerio de Industria argentino en un comunicado.

En marzo pasado el Gobierno argentino anunció que las empresas automotrices que operan en el país sólo podrán importar automóviles por el mismo valor de los vehículos fabricados en el país que logren exportar.

Hasta ahora 17 empresas automotrices, entre terminales e importadoras, han suscrito este tipo de acuerdos que, según fuentes oficiales, permitirán a Argentina obtener el próximo año un superávit en la balanza sectorial de 4.200 millones de dólares.

El año pasado Argentina exportó 447.953 automóviles, pero las terminales que operan en el país importaron 435.767 unidades, en tanto que distribuidores y particulares trajeron desde el exterior 47.075 vehículos adicionales.