Indígenas que se oponen a la construcción de una represa en su territorio amazónico tomaron rehenes a siete personas, informaron las autoridades el miércoles.

La agencia oficial de asuntos indígenas dijo que no envió a un funcionario a negociar con la tribu kaiabi como se informó el martes.

En cambio, enviarán una propuesta a los kaiabi por radio, dijo el Funai en un comunicado.

Cinco rehenes son empleados del Funai y dos trabajan para una compañía de investigación científica.

Los kaiabi viven en el límite entre los estados de Pará y Mato Grosso, en el noroeste del país.

La tribu se opone a la construcción de una represa, proyecto que está siendo investigado por funcionarios del sector ambiental.