El expresidente cubano Fidel Castro cree que Venezuela "está llamada a convertirse en un modelo revolucionario para el mundo", uno de los temas que habló "largamente" esta semana con el gobernante de ese país, Hugo Chávez, quien está en Cuba para someterse a exámenes médicos.

"Conversé largamente con él ayer y hoy (en referencia al lunes y martes). Le expliqué el afán con que dedico las energías que me restan a los sueños de un mundo mejor y más justo", escribe Castro en una nueva entrega de sus "Reflexiones" publicada hoy y titulada "Las dos Venezuela".

El líder de la revolución cubana cree que el "imperio" (Estados Unidos) "muestra ya los síntomas inequívocos de una enfermedad terminal".

"Salvar la humanidad de un desastre irreversible, es algo que hoy puede depender simplemente de la estupidez de cualquier presidente mediocre de los que en las décadas más recientes han dirigido ese imperio e incluso de alguno de los cada vez más poderosos jefes del complejo militar industrial que rige los destinos de ese país", destaca el expresidente cubano.

Sin embargo, opina que "naciones amigas de creciente peso en la economía mundial" como Rusia y China así como los pueblos de Asia, África y América Latina "podrían alcanzar ese objetivo" de salvar a la humanidad.

También menciona que "los pueblos de las naciones desarrolladas y ricas, cada vez más esquilmados por sus propias oligarquías financieras, comienzan a desempeñar su papel en esa batalla por la supervivencia humana", en aparente alusión al movimiento de los "indignados".

En ese escenario mundial, Fidel Castro considera que "Venezuela por su extraordinario desarrollo educacional, cultural, social, sus inmensos recursos energéticos y naturales, está llamada a convertirse en un modelo revolucionario para el mundo".

Elogia la figura de Hugo Chávez, a quien define como "metódico e incansable" y añade: "Yo lo he observado durante 17 años desde que visitó por primera vez a Cuba. Se trata de una persona sumamente humanitaria y respetuosa de la Ley; jamás ha tomado venganza contra nadie".

Según Fidel Castro, "los sectores más humildes y olvidados de su país le agradecen profundamente que por vez primera en la historia haya una respuesta a sus sueños de justicia social".

A su juicio, la revolución bolivariana que lidera Chávez "en brevísimo tiempo puede crear empleo, no solo para los venezolanos sino también para sus hermanos colombianos, un pueblo laborioso" del que, según Castro, un 40 por ciento vive en la pobreza y una "parte importante en estado de pobreza crítica".

Hugo Chávez llegó a La Habana en la noche del pasado domingo procedente de Caracas para someterse a una "revisión integral" tras los cuatro ciclos de quimioterapia que recibió -tres en Cuba y uno en Venezuela- después de que le fue extirpado un tumor.

Fidel Castro, de 85 años, se apartó del poder en 2006 por una grave enfermedad que le obligó a delegar en su hermano Raúl, quien asumió definitivamente como presidente de Cuba en febrero de 2008.